Estamos viviendo un cierto auge de todos los productos tipo “low cost”, y la tecnología no está al margen de este fenómeno. Pero ojo, por que no es oro todo lo que reluce. Y en este sentido queremos contarte las principales diferencias que deberás tener en cuenta a la hora de decidir comprar un móvil chino o un móvil de mayor calidad. Como en muchos otros ámbitos, la industria de telefonía china se caracteriza por realizar copias “casi exactas” de modelos ya consolidados de las principales marcas. Y decimos “casi exactas” porque fuera de su apariencia casi idéntica, hay muchas características internas que los diferencian. Por ello, desde Sensación Digital queremos advertirte de los posibles riesgos e inconvenientes que puede tener el comprar un móvil chino en lugar de otro de calidad. Y es que como se suelo comentar, muchas veces lo barato sale caro.

Salvo contadas excepciones, la única ventaja que podemos encontrar a día de hoy en la compra de un móvil chino es su precio. Esto tiene su explicación en la mano de obra barata, pero sobre todo en el empleo de materiales de peor calidad. Lógicamente no le podemos pedir lo mismo a un terminal de 200 euros que a uno de 400 euros, por mucho que visualmente sean casi idénticos. En este sentido, si vamos a darle un uso muy básico (llamadas y mensajes) puede servirnos, pero a poco que le exijamos, el móvil chino se puede quedar corto. Y es que su procesador no es para nada tan potente como el empleado por las grandes marcas. Esto ralentizará los procesos y hará que la navegación sea bastante más lenta, además de no permitirte simultanear varias tareas a la vez.

Otro de los inconvenientes importantes a tener en cuenta, está relacionado con su fiabilidad. Está demostrado que el índice de fallos es bastante mayor en un móvil chino. Y esto tiene otro problema importante. Si tienes la mala suerte de tener una avería o rotura, te va a ser mucho más complicado encontrar repuestos y un taller en el que repararlo, además de que te puedes ver solo a la hora de hacer cualquier tipo de reclamación. Además el soporte de actualizaciones que tendrás sera malo, por lo que te será complicado tener actualizado el teléfono, y esto tendrá como consecuencia que muchas de las aplicaciones que emplees dejen de funcionar. Generalmente cuando compras un teléfono chino viene instalado con una determinada versión de Android, y será esa la versión que tenga durante el tiempo que te dure el teléfono, que generalmente suele ser bajo, siendo su inferior vida útil otro de los grandes inconvenientes que tiene la compra de un móvil chino.

Como ves, hay muchos condicionantes a tener en cuenta a la hora de decidirnos por comprar un móvil chino u otros de mayor calidad fabricado por marcas consolidadas en el mercado. En Sensación Digital te recomendamos siempre acudir a las grandes marcas, que aunque sean más caras, ofrecen un producto de mayor calidad y sobre todo, más duradero, por lo que al final esa diferencia de precio puede ser compensada con una mayor vida útil del teléfono y unas mayores prestaciones.